Cómo la Mater se ganó un Terruño

Caminando por el Jardín del Padre…
…me puse a pensar en que este mismo día 27 de mayo de 1999 -ya pasaron 22 años- el pequeño montoncito de hermanos que conformábamos la Familia de Schoenstatt altoparanaense, al tomar conocimiento de la cesión, procesionamos y colocamos la imagen de la MTA en la parrilla para asado que hasta hoy y con algunas mejoras existe, a modo de un improvisado retablo desde donde Ella tomó posesión de la tierra para su Santuario.

Nunca olvidaré las palabras ni la emoción de Carmen Zavala de Romañach cuando dijo: “¡Imagínense, éste es nuestro terruño!”.

Y así, voluntad divina, quedó consagrado el cariñoso nombre con el que todos identificamos el lugar.

¿Apenas historia? Nada de eso; estos detalles y todo el proceso, constituyen fuertes voces del tiempo que nos hablan sobre nuestra pequeñez como instrumentos y la victoriosidad con que encaramos nuestra misión.

Ese es un tema kentenijiano central que los invito a reestudiar y que en estos tiempos difíciles, nos viene muy bien.

Artículos relacionados

Sínodo 2021 – 2023: Caminando juntos

En octubre 2021 inició el proceso sinodal, un camino en el que toda la Iglesia está comprometida. “No se trata de recoger opiniones, no. Esta no es una encuesta; se trata de escuchar al Espíritu Santo, como encontramos en el libro del Apocalipsis: «El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias»…

Fundación José Kentenich

Nace el movimiento de Schoenstatt en Paraguay, que desde el inicio fue administrado por los Padres de Schoenstatt, quienes brindaron todo su tiempo y trabajo a la familia. Además de sus tareas pastorales, crearon una estructura administrativa que fue acompañada por voluntarios que ofrecieron su tiempo para lograr una mejor organización. La estructura iba creciendo…